La Hermandad de Labradores, Paso Azul, entrega a la Archicofradía de Jesús...

La Hermandad de Labradores, Paso Azul, entrega a la Archicofradía de Jesús Resucitado la nueva bandera realizada en el taller de bordados del Paso Azul

0 314

El motivo principal de la bandera, elaborada mediante la técnica tradicional del bordado lorquino, es la imagen titular de la Archicofradía de Jesús Resucitado y presenta también una chumbera, símbolo alusivo al «Palero», y el escudo de la ciudad de Lorca.

 El presidente de la Hermandad de Labradores, Paso Azul, Miguel Ángel Peña, hace entrega a la presidenta de la Archicofradía de Jesús Resucitado, Irene Mondéjar, la nueva bandera que ha sido realizada en el taller de bordados del Paso Azul bajo el diseño y la dirección artística de José López Gimeno.

Se trata de una bandera elaborada mediante la técnica tradicional del bordado lorquino, la que mantiene en todas sus ejecuciones el taller del Paso Azul. Realizada en seda y oro sobre raso blanco, su diseño ecléctico está marcado por los motivos de inspiración clásica. Las dimensiones del paño son de 190 por 150 centímetros.

El motivo principal, situado en el anverso de la bandera, a la imagen titular de la Archicofradía de Jesús Resucitado, un bordado en seda matizada para el cual se han utilizado las técnicas del punto simple y el punto corto cruzado. La ornamentación que enmarca la figura está bordada en oro y recuerda a una custodia procesional. En su parte inferior se lee la palabra latina SURREXIT, cuyo significado es «se levantó».

Las cartelas laterales y las cornucopias de las esquinas cuentan con fondos bordados en seda que imitan el efecto de una tela de damasco, mientras que sus marcos y motivos centrales se han bordado en oro, al igual que el resto de las ornamentaciones de la bandera. La iconografía de los elementos que presenta la bandera hace referencia a la resurrección de cristo (el anagrama JHS –Jesús, Hombre Salvador–, las alas con la forma consagrada, la cruz triunfante del ápice superior) y en la esquina inferior se aprecia el escudo de la ciudad de Lorca bordado en oro. Tanto en el motivo central en sedas como en el resto de la decoración, los colores que predominan son el blanco, el rojo y el dorado.

El reverso de la bandera está completamente bordado en oro, presentando en el centro el emblema de la Archicofradía y los motivos florales en las esquinas. En la cartela oval de la esquina inferior, una chumbera (Opuntia maxima) hace referencia a la denominación popular del Resucitado como el «Palero».