Bluepedia

Aprovechando que en la actualidad reina la noticia de la elección del nuevo Papa Francisco I, no encontramos mejor momento que este para dedicar una entrada al viaje que un grupo de azules hizo al Vaticano en noviembre de 2009 con el objetivo de visitar a Su Santidad Benedicto XVI, hoy,  Papa Hemértito.

Audiencia

El Santo Padre dirigió un saludo en la Audiencia General Pontificia del 4 de noviembre de 2009 al medio centenar de azules que lo visitaron. Sus palabras fueron las siguientes:

A partir del minuto 2:00

“Saludo a los peregrinos de lengua española, en particular a los miembros de la Hermandad de Labradores “Paso Azul”, de Lorca, a los fieles de distintas diócesis de Guatemala, a la delegación de la Escuela de investigaciones policiales de Chile, así como a los demás grupos procedentes de España, México y otros países latinoamericanos. Que en vuestra vida salvaguardéis siempre la fe de la Iglesia y hagáis triunfar la verdad en la caridad”.

d3KsBSOBRoEMpjy7xBjI.0

La comitiva de azules obsequió ese mismo día a Benedicto XVI  con una tabla pintada al óleo por el director artístico del Paso Azul Dº José López Gimeno. El cuadro tiene un tamaño de 41×31, y en la placa de plata de ley que figura hay la siguiente inscripción: Stma. Virgen de los Dolores. A S.S. Benedicto XVI. Hermandad de Labradores, Paso Azul (España). Noviembre, 2009.

1494
????????????????????????????????????

Año 1944, Emiliano Rojo. Bien de Interés Cultural.

Es el estandarte que abre la procesión azul en sus desfiles de Semana Santa. Representa la efigie de la titular, la Virgen de los Dolores que tallara en 1942 el escultor valenciano José Capuz. El paño central se cubre enteramente en sedas de distintos tonos azules que simulan a la perfección un tejido adamascado.

HPIM2685

Empleando las distintas modalidades de canutillo de oro se borda la corona, parcialmente en relieve, y el anagrama de María, por ser la Cofradía de eminente vocación mariana, y sobre estos, bordada en sedas en medallón oval, la imagen de nuestra Madre Dolorosa sobre un fondo de delicada luminosidad. Los laterales presentan una original y difícil greca calada con motivos vegetales alusivos al carácter labrador de la Hermandad.

HPIM2763

Esta obra de arte del bordado lorquino fue galardonada con la medalla de plata en la Exposición Nacional de Artes Decorativas e Industriales de 1947, llevándola pendiendo de la barra central.

10169407_10202101291629477_2806116005262286538_n

(Vídeo de la Exposición – NODO)

medalla

Su restauración en el año 1993 estuvo dirigida por Don Joaquin Gimeno Mouliaá.

La resolución de Declaración de Bien de Interes Cultural del 24 de febrero de 2005, por  la Dirección General de Cultural de la Consejería de Educación y Cultura, lo recoge así:

“Declaración de Bien de Interés Cultural del Estandarte de la Virgen de los Dolores o Estandarte Guión del Paso Azul de Lorca”.

Autor: Emiliano Rojo Sánchez, Director artístico.
Materia: Raso, sedas, hilo de oro.
Técnica: Bordado en sedas matizadas.
Medidas: 111 x 61,3 cm.
Época: 1944.

Según la descripción que hacen los historiadores Manuel Muñoz Clares y Eduardo Sánchez Abadíe, el estandarte-guión es  emblema identificativo de las Cofradías. El estandarte-guión de la Virgen de los Dolores, denominado de este modo por abrir la procesión del Paso Azul en Semana Santa, es obra de acertado diseño y cuidada factura, y así fue reconocido en la Exposición Nacional de Artes Decorativas e Industriales de 1947 en la que obtuvo medalla de plata.

Del conjunto destacan el buen dibujo y la precisa ejecución del bordado, que representa la expresión serena de la Imagen. Es apreciable además la hábil utilización de la luz que modela los rasgos faciales y hace resaltar las calidades de las telas de su indumentaria, tal y como podemos ver, por ejemplo, en el manto, de localizados brillos, así como en el encaje de oro que lo adorna, manifestado con particular detalle.”

DSC_4892

Es el primer estandarte en las procesiones de Lorca que ha procesionado portado por una mujer en carrera, aun hoy sigue siendo portado por mujeres azules.

Carita hue!

Montado sobre barras lisas de baño en plata con terminales ricamente adornados y acompañado de dos faroles, es portado por tres “guioneros” vistiendo ricas túnicas de mayordomo bordadas en canutillo de oro con motivos vegetales, el corazón atravesado por la espada de dolor, emblema de nuestra Hermandad, y el anagrama de María, tal y como recogen los estatutos.

El atuendo se complementa con unos manguitos en raso azul que impiden ver el brazo y unos guantes negros.

bocamanga guion12

Las túnicas que llevan se diferencian de las de los mayordomos porque en las bocamangas incluyen raso azul sobre el que se borda un motivo característico de cada estandarte o bandera. En el caso del Guión es una flor de tres pétalos alusivos a la Santísima Trinidad.

Esta característica de las túnicas se repite en cada uno de ellos ya que cada estandarte tiene tres túnicas características, diferenciadas por el raso y el bordado en la bocamanga, a excepción de las túnicas de las banderas, que solo son portadas por dos abanderados.

Estos detalles son los que nos hacen diferentes.

El 22 de febrero de 1946 se reúnen en el Ayuntamiento previa citación por la “Junta Permanente para el Fomento de las Procesiones de Semana Santa“.

Nuestra Semana no siempre ha contado con la ayuda y comprensión de los diversos estamentos sociales, religiosos, económicos y políticos. La peculiar interpretación que Lorca hace de la Pasión,  Muerte y Resurreción de Nuestro Señor ha encontrado, a lo largo de su historia incomprensiones, rechazo e incluso, intentos de modificar y acomodar a “usos más frecuentes” esta interpretación única de la Semana Santa.

De esto pueden servir como ejemplo las Procesiones que se celebraron en la ciudad en 1946 y que Ventura Navarro Selles, Mayordomo de Honor del Paso Azul, relata en la “Memoria de la actuación de la Junta Directiva de la Hermandad de Labradores” cuyo fragmento es publicado en el Anuario Nº2 correspondiente al año 1989.

1946-e1362669471680Por aquel entonces los días de Procesiones eran Viernes de Dolores, Domingo de Ramos, Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección. En cambio, el 22 de febrero de 1946 se reúnen en el Ayuntamiento previa citación por la “Junta Permanente para el Fomento de las Procesiones de Semana Santa“, todos los representantes de las distintas Cofradías y Pasos, y en la misma se dio cuenta a los reunidos la proposición de que la Procesión que todos los años se celebraba el Viernes Santo se cambiase al Miércoles Santo a modo de “Cabalgata Bíblica” sin que fueran exhibidas Imágenes. De esta manera, la Procesión de Viernes Santo quedaría limitada a “la aportación de todos los Pasos con sus Imágenes, nazarenos y música”.

Así las autoridades municipales pretendían separar lo “bíblico” de lo  “pasional” con la creación de un desfile en Miércoles Santo sin representación alguna de Imágenes religiosas y reforzar la religiosidad y solemnidad del Viernes Santo lorquino con la aportación de la totalidad de las Imágenes de los Pasos de la ciudad.

Tras la reunión de la “Junta Permanente para el Fomento de las Procesiones de Semana Santa” citada anteriormente, la Junta Directiva de la Hermandad se reúne dos días más tarde y en ella se acuerda comunicar al Sr. Alcalde del Excmo. Ayuntamiento Ángel Puigcerver Cabredo que “es propósito unánime de que se celebren las Procesiones en el presente año en las mismas fechas y forma que es tradicional en Lorca; no negando el concurso y la asistencia de este Paso a cualquier otra procesión (y no desfile bíblico como se propone) que, dentro de los días de Semana Santa, pudiera organizarse.

cleopatraDe esta manera el Paso Azul rechaza su participación en dicha “cabalgata” con lo que la propuesta que ofrecen las autoridades locales queda totalmente derogada.

De haber aceptado esto la Hermandad de Labradores, quizás hoy hubiéramos sido espectadores de una Semana Santa totalmente diferente, en la que la excepcionalidad de nuestras procesiones se  viera solo reflejada en un mero “desfile” cada Semana Santa.

“Aún antes de la historia, esta tierra estaba cuando príncipes griegos y troyanos fundaron una legendaria ciudad gobernada por el Sol. Y fue Argárica y Visigoda Reino de Taifa, Judía y Cristiana, Renacentista y Barroca, encrucijada de culturas, tierra fronteriza.

Y esta tierra milenaria de suelo grato, fue cuna de valerosos guerreros ,que durante siglos, espada contra malvados, el Reino fue segura llave (“Lorca solum gratum, castrum super astra locatum, ensis minans pravis, regni tuttisima clavis”)

Altar mayor de San Francisco (AML. Pedro Menchón, h. 1925)

Y la llamaron Eliocroca, Ilorci, Lurça, Lorca.

Y en una Lorca ya en paz, tras la caída del último bastión musulmán; sobre las antiguas piedras de sus casas solariegas, labraron sus caballeros los escudos y blasones de tan esclarecidos linajes

Y en aquellos tiempos; en pleno Renacimiento, a extramuros de la ciudad, en las antiguas Puertas de Nogalte , sobre frondoso huerto, la Iglesia de San Francisco.

Y desde entonces San Francisco fue San Francisco; y entre sus patinadas piedras ennegrecidas por el paso de los tiempos y fragantes por el incienso de los cultos, la orden seráfica que los recogía sembró entre la población un indescriptible sentir mariano.

Y Salves y Serenatas; y ofrendas y cultos litúrgicas; y pasión y amor se desbordaron. Y las buenas obras de sus frailes; y la generosidad de sus gentes y los mejores artistas moldearon San Francisco. Y madera y oro, y gubia y ángeles tallaron los mejores retablos del Barroco Murciano, que exultantes, guardaban en capillas y hornacinas, la fe de un pueblo que se expresa a gritos con silencio.

Y todo ello fue así durante más de cuatro centurias entre las que los gruesos muros del templo soportaron erguidos epidemias, guerras y catástrofes naturales”

IMG_7425

Un día más que avanza en el calendario, es 11 de Mayo de 2011, La Hermandad de Labradores hace balance sobre la Semana Santa del presente año y comienza a preparar la de 2012.

Todo transcurría con normalidad, cuando a las 17:05 h se dejó sentir con virulencia un seísmo moderado de 4,5 º en la escala Richter, con Intensidad VI en la escala de Mercali, alarmando a los lorquinos que se echaron a la calle .

A los pocos minutos ,varios azules se agolparon en las inmediaciones de la Iglesia para comprobar que todo seguía en orden y que las imágenes no habían sufrido ningún daño.

Cuando se encontraban en el templo, a  las 18:47 un ruido ensordecedor  seguido de un auténtico zarandeo hizo que los cimientos del templo franciscano se tambaleasen como nunca antes lo habían hecho, resquebrajándose muros , unos muros impregnados de pasión y amor, observadores a lo largo de los años de los “Vivas” y del fervor hacia la Madre. Las pilastras que sostenían la ilusión y el empeño de los azules ahora se agitaban sin clemencia, y los que allí se encontraban pudieron contemplar, como parte de la cúpula se derrumbaba arrastrando consigo los recuerdos de Salves y Serenatas.

wpid-la_foto_3

Y en ese mismo momento un puñal atravesó el corazón de los azules, angustiados por el estado de nuestra Iglesia, y por cómo se encontraban las imágenes que tanto amor y pasión suscitan en nuestro interior.

Los primeros instantes eran un mar de cascotes y polvo, los allí presentes, aún aturdidos por lo acontecido, no dudaron ni un solo instante, en volver a entrar y rescatar a Nuestra Madre, que se encontraba en su hornacina con el rostro afligido, como si fuese cómplice de lo ocurrido. Abandonando su Retablo, y llevada a prisa al exterior cruzando el arco franciscano, pero esta vez sin rosas, sin vivas, sin lágrimas…

De la misma manera otro grupo de azules rescataron del interior del templo al Stmo. Cristo de la Buena Muerte (Cristo Yacente) liderados por  Vicente Sánchez del Rey, Hermano mayor de la comisión a la que pertenece dicha talla.

Al salir del templo y tras poner en un lugar seguro a las sagradas imágenes, pudieron visualizar los efectos que el terremoto había provocado en el exterior del templo barroco.

2011_5_12_AxrR877FwPexKTFQQxPXB4

Aquella torre que desde cualquier punto de Lorca se podía identificar, cuyas campanas volteaban reuniendo a los azules para felicitar a su Madre, aquella torre que se mantuvo incólume durante siglos, ahora se encontraba rota de dolor al ver que la Madre abandona el templo entre cascotes y polvo.

 _efe_813c9144

 “Y San Francisco dejó de ser San Francisco; y se apagó la luz y el fulgor de sus retablos; con capillas y hornacinas ya vacías, su torre triste desde entonces mira al suelo y te busca”

Y su reloj que tantas noches ha mantenido en vilo a los corazones azules, ahora hecho añicos, se había parado a las 18:47 , un tal 11 de Mayo.

 

” Y nuestra Semana Santa; que es caballo y cuadriga; que es bordada en seda y oro; que es sacrificio y esfuerzo; que es fervor mariano y pasión por nuestra Madre, quedó huérfana de San Francisco”

Con la llegada de la  oscura y solitaria noche sobre el templo barroco, llegó la incertidumbre de los azules, sobre si nuestra Iglesia aún se mantendría en pie cuando saliese el sol.

P1190174Llegó el  12 de mayo y la luz comenzaba a iluminar la veleta inclinada de la torre, poco a poco el campanario se hizo visible, mientras el sol bañaba las grietas de dolor en forma de piedra; finalmente se hizo visible la totalidad del templo en el cual se colaban algunos rayos luminosos a través de las heridas abiertas el día anterior.

No mucho más tarde, un gran número de azules se encontraba junto a la puerta de la Iglesia, con el fin de entrar y rescatar todo aquello que se pudiese salvar tras la caída de cascotes.

Al fin se abrieron las puertas, haciendose evidente el mal estado del templo;  lejos de la cobardía y el abatimiento, los allí presentes entraron con un arrojo memorable,  sacando todos los elementos posibles, con un silencio sepulcral para evitar vibraciones que pudiesen ocasionar la caída de nuevos cascotes.

Juan Bautista Mateos Alcolea