Destacado

El premio será compartido con el resto de cofradías de la ciudad que desde hace más de 20 años en el mes de mayo sacan a la calle a más de mil niños y niñas para revivir la Semana Santa

La Hermandad de Labradores, Paso Azul, recibirá a través de sus jóvenes el “Premio Participación” en la X Edición de los Premios Juventud convocados por la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. El objetivo de estos premios es el de reconocer el trabajo de diversas personas y/o asociaciones que trabajan por y para la juventud a través de proyectos e iniciativas por toda la Región de Murcia.

En este sentido, el Gobierno de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia ha decidido otorgar a todas las cofradías de Lorca el galardón “Premio Participación”, pues muy pocas actividades juveniles en toda la Región movilizan la cantidad de niños y jóvenes que saca a la calle la Procesión de Papel desde hace más de 20 años, cuando un grupo de jóvenes de los pasos Azul y Morado decidió recuperar las procesiones infantiles que se celebraban en nuestra ciudad años atrás.

Desde el Paso Azul queremos dar la enhorabuena a todos los jóvenes que año a año hacen posible que esta Semana Santa infantil salga a la calle, sorprendiéndonos año a año con nuevas obras de una calidad enorme.

Los músicos azules despedirán el curso con un completo recital en el que sones propios de la Semana Santa compartirán protagonismo con canciones de bandas sonoras de diferentes películas, donde destacarán composiciones de diversas películas de Disney

La Agrupación Musical Mater Dolorosa del Paso Azul celebrará una nueva edición de su Concierto de Verano el próximo jueves 5 de julio a las 21 horas en el marco incomparable de la Plaza de España. Tras el éxito de público de los conciertos celebrados en años anteriores, los músicos azules reeditan la experiencia ofreciendo un repertorio que hará las delicias tanto de los amantes de la música cofrade como de los aficionados a los sones más populares.

La cita contará con dos partes diferenciadas. La primera estará dedicada a la Música Cofrade, con composiciones como Esperanza Madre del Amor y Corneta Flamenca. A continuación comenzará una sección del recital protagonizada por canciones de bandas sonoras más que conocidas por el público y especialmente por los más pequeños. Se interpretará la canción de cabecera de la popularísima serie Juego de Tronos, así como temas de películas como Rocky o Mamma Mia. Entre dichos temas los presentes podrán disfrutar de composiciones de “El Rey León”, “La Sirenita”, “Aladdín” y “Piratas del Caribe”. Cabe destacar que al mismo tiempo que la Agrupación interpreta estos maravillosos temas, actores de la empresa colaboradora “Iniciativas El Gigante” se caracterizarán de manera acorde con el objetivo de ofrecer un espectáculo sin igual de cara a los más pequeños. Para finalizar, como es tradicional en los recitales de la AM Mater Dolorosa, se interpretará el himno del Paso Azul, las Caretas.

Además, durante el concierto se llevará a a cabo el sorteo de una gran cesta de regalos con artículos donados por diversos establecimientos colaboradores como son: Delascruces, Relojería Garsán, Lorpiel, Regalos Coronel, Royal&Steff, 5th Avenue y Presintown entre otros. Las papeletas para participar en el mismo se encuentran ya a la venta por parte de los componentes de la A.M., aunque también se podrán adquirir el mismo día del concierto.

A través de este concierto, que no habría sido posible sin la colaboración de Telemag, los cerca de 70 músicos de la Agrupación ponen fin a un intenso año musical en el que, además de brillar en los desfiles bíblico-pasionales, realizaron actuaciones tan señaladas como el tradicional Concierto Solidario de Navidad o el de Cuaresma.

Desde la Hermandad de Labradores, Paso Azul, invitamos a todos los amantes de la música a que disfruten de este gran concierto que desde la Plaza de España nos hará disfrutar del buen hacer de los músicos azules que integran la Agrupación Musical que cada año va a más y que hace las delicias de los espectadores en cada procesión, en cada concierto y en cada actuación que cuenta con su participación.

1011
Esta nueva exposición temporal estará abierta hasta el 29 de julio

El pasado jueves 14 de junio el Museo Azul de la Semana Santa volvía a convertirse en el centro de la cultura local y regional gracias a la apertura al público de “Crónica de una Época”. Abarcando tres espacios del MASS, la exhibición se ha convertido en la exposición temporal con más metros de exposición y más piezas expuestas desde la puesta en marcha del mismo. El Claustro acoge piezas textiles del valor del manto de la Virgen de la Fuensanta, patrona de Murcia, el manto de la Virgen de la Soledad del Paso Encarnado, el Estandarte Guion del Paso Azul y estandartes del Paso Encarnado, Paso Morado y Curia; mientras que la primera planta alberga numerosos retratos realizados por Emiliano Rojo que permiten conocer a numerosas personalidades de la Lorca de mediados del siglo XX. Por último la Sala de Exposiciones Temporales presenta una muestra de su producción escultórica, así como cuadros de paisajes, pinturas religiosas o marinas que permiten interpretar su producción pictórica.

El acto de inauguración al que acudieron, entre otras personalidades, Mons. José Manuel Lorca Planes, Obispo de la Diócesis de Cartagena, Fernando López Miras, Presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Diego Conesa, Delegado del Gobierno en Murcia, José Ballesta, Alcalde de Murcia y Fulgencio Gil, Alcalde de Lorca, se dividió en tres partes. En un primer momento, la iglesia de San Francisco acogió una pequeña charla en la que los comisarios de la exposición y algunos de los ilustres invitados glosaron la figura de Emiliano. A continuación se procedió a realizar la visita inaugural de la exposición. Durante el recorrido José María Miñarro, Presidente del Paso Azul, María García, Presidenta de la Fundación Paso Azul, Pilar Wals y Joaquín Bastida, comisarios de la exposición, fueron explicando a los asistentes las diversas piezas expuestas. Tras el recorrido, todos los asistentes pudieron disfrutar de un vino español en el patio exterior del museo.

Emiliano Rojo Sánchez nació en Lorca el 30 de julio de 1918, falleciendo en la misma el 25 de abril de 1965, antes de cumplir los 47 años y en plena madurez creativa. Comenzó sus estudios artísticos en la Academia Municipal de Dibujo bajo la enseñanza de Francisco Cayuela, desplazándose posteriormente a Murcia para completar su formación en la Escuela de Artes y Oficios bajo la docencia de José Planes. Escultor, pintor, ilustrador, restaurador, caricaturista y director artístico, colaboró con las principales publicaciones locales y regionales del momento y realizó obras para las iglesias de Santiago, el Carmen, San Mateo, San Patricio y el Convento de las Madres Mercedarias. En su taller de la Calle Alta pintó a lorquinos de su época, quienes confiaron en sus dotes como retratista. Destaca su producción como director de bordados, especialmente al frente del Paso Azul del que fue director artístico durante más de 30 años.

1754
Casi 100 cuadros, retratos, esculturas y obras textiles integran esta ambiciosa muestra con la que se rinde homenaje a uno de los artistas imprescindibles del siglo XX en Lorca y afamado maestro en la dirección artística

El Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Lorca, Agustín Llamas, junto al Presidente del Paso Azul, José María Miñarro, y la Presidenta de la Fundación Paso Azul, María del Sagrado Corazón García, han presentado la exposición Emiliano Rojo. Crónica de una Época que será inaugurada el próximo jueves 14 de junio a las 19 horas en el Museo Azul de la Semana Santa, MASS. La muestra está comisariada por la periodista Pilar Wals y el licenciado en Bellas Artes Joaquín Bastida.

Llamas ha destacado que “se trata de una ambiciosa exposición que desde la Fundación Paso Azul se pone en marcha para homenajear a quien fuera su director artístico durante más de 30 años, Emiliano Rojo, de quien se cumplen cien años desde su nacimiento en este 2018. Casi un centenar de sus obras estarán presentes, empleando para ello tres espacios del MASS para albergar todos los trabajos expuestos”.

Por su parte, Miñarro ha señalado que “desde el Paso Azul queremos reivindicar la figura de Emiliano, un artista imprescindible para el Paso Azul, para la ciudad de Lorca y para el arte del bordado. Emiliano realizó trabajos para todas las cofradías lorquinas, contribuyendo a enriquecer el patrimonio textil local durante los difíciles años de la posguerra. Desde el Paso Azul queremos brindarle este homenaje que lo sitúe a la altura de los más importantes artistas locales, como tiene que ser”.

Emiliano Rojo. Crónica de una Época abarca tres espacios del MASS, convirtiéndose así en la exposición temporal con más metros de exposición y más piezas expuestas desde la puesta en marcha del mismo. Concretamente el Claustro se habilitará para acoger piezas textiles del valor del manto de la Virgen de la Fuensanta, patrona de Murcia, el manto de la Virgen de la Soledad del Paso Encarnado, el Estandarte Guion del Paso Azul y estandartes del Paso Encarnado, Paso Morado y Curia. La Planta 1ª albergará numerosos retratos realizados por Emiliano Rojo que nos permitirán conocer a numerosas personalidades de la Lorca de mediados del siglo XX. La Sala de Exposiciones Temporales acogerá una muestra de su producción escultórica, así como cuadros de paisajes, pinturas religiosas, marinas, etc, que permiten interpretar su producción pictórica.

La exposición estará a disposición de los visitantes hasta el próximo 29 de julio, en el mismo horario de apertura del MASS. La inauguración será el jueves 14 de junio, iniciándose con una presentación sobre la figura y la obra de Emiliano Rojo a cargo de los Comisarios de la muestra para, a continuación, recorrer los distintos espacios expositivos que la acogerán. Se editará un catálogo de colección integrado por las obras expuestas, así como estudios y escritos sobre Emiliano Rojo de autores como Eduardo Sánchez Abadíe, Joaquín Bastida, los presidentes de las cofradías lorquinas que procesionan obras de Rojo, los alcaldes de Lorca y Murcia, etc.

La Presidenta de la Fundación Paso Azul ha querido dar las gracias a “quienes han colaborado para hacer posible esta exposición, comenzando por las cofradías y familias que han confiado sus obras de arte para integrar esta ambiciosa exposición. También agradecemos el compromiso del Ayuntamiento de Lorca, Limusa, Heredia y Mulero, Lorquimur y la Fundación Alimer”.

Emiliano Rojo Sánchez nació en Lorca el 30 de julio de 1918, falleciendo en la misma el 25 de abril de 1965, antes de cumplir los 47 años y en plena madurez creativa. Comenzó sus estudios artísticos en la Academia Municipal de Dibujo bajo la enseñanza de Francisco Cayuela, desplazándose posteriormente a Murcia para completar su formación en la Escuela de Artes y Oficios bajo la docencia de José Planes. Escultor, pintor, ilustrador, restaurador, caricaturista y director artístico, colaboró con las principales publicaciones locales y regionales del momento y realizó obras para las iglesias de Santiago, el Carmen, San Mateo, San Patricio y el Convento de las Madres Mercedarias. En su taller de la Calle Alta pintó a lorquinos de su época, quienes confiaron en sus dotes como retratista. Destaca su producción como director de bordados, especialmente al frente del Paso Azul del que fue director artístico durante más de 30 años.

Apolo, los “Celajes” de Cayuela o un nuevo traje para Nefertari se suman a los paños de San Juan y Magdalena que ya escoltan a la Stma. Virgen de los Dolores para conformar un desfile con gran parte de sus elementos renovados

La Hermandad de Labradores, Paso Azul, ha dado a conocer sus estrenos para la Semana Santa de este año 2018. En la presentación han participado el Presidente, José María Miñarro, la Presidenta de la Asociación de Ntra. Sra. de los Dolores, Joaquina Gil y el director artístico del Paso Azul, Miguel García Peñarrubia.

Miñarro ha señalado que “con los trabajos que hoy presentamos en el entorno incomparable que nos ofrece el claustro del Museo Azul de la Semana Santa, seguimos avanzando en la restauración y mejora de nuestro cortejo bíblico y religioso. Un cortejo que sale a la calle por y para la Virgen de los Dolores, por lo que siempre, y como no puede ser de otra manera, buscamos la excelencia que históricamente ha caracterizado al Paso Azul”.

En este sentido, Miguel García Peñarrubia ha declarado que “durante este último año los talleres del la Hermandad de Labradores no han parado de trabajar para ofrecer unos bordados de la máxima calidad, siempre siguiendo las técnicas tradicionales del bordado de nuestra ciudad que nos han hecho merecedores de la candidatura a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO”.

Destaca especialmente la creación de cuatro túnicas para los portadores de los estandartes de San Juan y Magdalena. Diseñadas siguiendo el estilo ornamental de principios del siglo XX, momento en que se bordaron los mismos. En la confección de estas túnicas ha primado, tras un trabajo de contextualización e investigación, la constancia de estilo para realzar el legado del maestro Francisco Cayuela a la Hermandad de Labradores y a la Semana Santa de Lorca. Incorporan bocamangas de raso azul y un fajín que completa el conjunto. Este innovador elemento ha sido inspirado por los trajes de los portapasos de la Virgen, habiéndose bordado sobre una tela de raso del mismo color de las túnicas de los portadores de la titular azul. La realización de estas túnicas ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Lorca dentro de sus programas para fomentar la tradición del bordado lorquino.

A esto hay que sumar el manto de los “Celajes”, de nuevo diseñado por Cayuela y que llega para completar el grupo de los “Exploradores que mandó Moisés a la Tierra Prometida” representando los días y las noches transcurridos durante la larga travesía en el desierto por el pueblo judío hasta llegar a Israel.

Del mismo modo se ha completado una nueva túnica de mayordomo destinada a cubrir las necesidades de la cofradía. Diseñada por Miguel García Peñarrubia según lo estipulado en los Estatutos de la Hermandad de Labradores, cuenta con una rica decoración de motivos vegetales que acompaña al emblema del Paso Azul en el lado superior izquierdo y al anagrama mariano en la parte baja del lado posterior.

Por otro lado, siguiendo la línea emprendida por José María Miñarro de renovar casi por completo el cortejo del Paso Azul desde su llegada a la presidencia, se ha procedido a la restauración del manto de Apolo. Este emblemático manto ha formado parte de la procesión azul –en diferentes configuraciones– desde hace más de un siglo. Diseñado por Francisco Cayuela, representa sobre raso carmesí un busto del dios al que hace referencia. Formando parte de la Caballería de los Dioses Mitológicos o Triunfo del Cristianismo, ha sido restaurado ajustándose los trabajos a los criterios internacionales que se establecen para intervenciones en textiles afectados por el paso del tiempo o factores de biodeterioro.

Además, se ha confeccionado el nuevo traje para el personaje de Nefertari. Bordado en sedas y oro sobre raso morado, en él se representan diversos motivos egipcios. Del mismo modo, con el objetivo de completar este colorido grupo, se han ejecutado más de un centenar de trajes para los esclavos que acompañan a la esposa real de Ramsés II en su paso por la arteria principal de nuestra ciudad el Domingo de Ramos.

Por último, el segundo taller de bordados del Paso Azul, conformado por mujeres de la Asociación de Ntra. Señora de los Dolores que trabajan de forma voluntaria, ha completado los trabajos de los cinturones y cuellos de 16 esclavas egipcias bordados en sedas, oro y pedrería.

Miñarro, en el nombre de todos los azules, ha querido felicitar a “Miguel García Peñarrubia, a todas las bordadoras, al jefe de taller, Juan Carlos Peñarrubia, a la Asociación de la Virgen de Dolores y a todas las personas que han participado en este intenso año de trabajo que nos permitirá llevar a cabo estos espectaculares y numerosos estrenos”.

Por último, desde el Paso Azul se ha recordado que, como viene siendo usual, ante la demanda de lorquinos y visitantes, el MASS estará abierto durante toda la Semana Santa. Desde la dirección del Museo y desde las distintas Comisiones de trabajo se va a llevar a cabo un esfuerzo extra con el objetivo de que las miles de personas que visitarán Lorca durante estos días puedan conocer el espacio expositivo más grande de la Región de Murcia, que solo cerrará las tardes de procesión.

Así, durante las jornadas de Lunes, Martes y Miércoles Santo se podrá visitar en horario de mañana y tarde, mientras que Jueves y Viernes Santo abrirá de 10 a 15 horas. El acceso tendrá un coste especial de 2 euros para adultos y 1 euros para niños, estando exentos de pago tanto mayordomos como asociadas. Al mismo tiempo se podrá visitar la tradicional exposición de la iglesia de San Francisco con acceso gratuito.

Las obras diseñadas y dirigidas por Miguel García Peñarrubia, que se estrenarán en carrera el próximo Viernes de Dolores, han sido elaboradas conforme a los preceptos del bordado clásico durante 22 meses, empleándose en su confección 3´5 kilogramos de oro y 50.000 metros de seda natural

El presidente del Paso Azul, José María Miñarro, la presidenta de la Asociación de la Virgen de los Dolores, Joaquina Gil, y el director artístico de la cofradía, Miguel García Peñarrubia, han presentado los nuevos paños que lucirán en el trono de la Stma. Virgen de los Dolores y que han sido elaborados durante los últimos dos años en el Taller de Bordados del Paso Azul en un esfuerzo conjunto entre la Hermandad de Labradores y la Asociación de Ntra. Señora de los Dolores.

Miñarro ha destacado que “durante la celebración de la septena de esta tarde podremos disfrutar por primera vez en el trono los nuevos paños que acompañarán a la Virgen de los Dolores en cada procesión. Se trata de dos obras diseñadas y dirigidas por Miguel García Peñarrubia que han sido bordadas durante 22 meses, dedicándoles 6 bordadoras un total de 12.500 horas de trabajo. En su confección se han empleado 3´5 kilogramos de oro y 50.000 metros de seda natural”.

Los paños han sido creados conforme a los preceptos del bordado clásico que Francisco Cayuela llevara hasta la excelencia en el Paso Azul. Se trata de un trabajo de corte clásico, inspirado en la tradición de la edad de oro del bordado lorquino, pero que también aporta unos ciertos matices innovadores.

Los dos paños cuentan con similar composición, cambiando solo la estampa central dedicada a los protagonistas: San Juan y María Magdalena. La ornamentación de canutillo de oro que enmarca el conjunto es de inspiración modernista, ascendiendo desde la parte inferior central para representar el anagrama del Ave María realizado a realce con seda natural. Los paños presentan en su parte central un elaboradísimo damasco, con lo que se recupera y pone en valor este elemento fundamental del bordado más tradicional. El damasco en seda aplicado sobre el raso compone unas trabajadas flores que representan a los propios azules y que, con un mismo azul, ofrece numerosos tonos gracias al efecto de la luz.

Los motivos centrales representan a San Juan y María Magdalena, quienes según los Evangelios acompañan a María en el Calvario, compartiendo su dolor y tristeza. A través del trampantojo se transmite la tridimensionalidad del bordado, resaltando la estampa sobre el damasco; destaca igualmente el doblado de la esquina, homenaje al estandarte conocido como el “Cuerno”, que en el pasado formó parte del cortejo azul. El marco ovalado se ha realizado a realce en seda natural, acompañado por flores como ofrenda a las imágenes.

María Magdalena es representada a punto de derramar la lágrima, con la mirada alzada para contemplar a Cristo en su sufrimiento, petrificada ante la horrible visión de la crucifixión. San Juan, por su parte, contiene la tristeza y guarda el dolor en su interior; quiere ser fuerte para apoyar a María, su nueva Madre por indicación de Jesús, la Madre de todos los cristianos.

El Presidente del Paso Azul ha querido “felicitar y dar las gracias a Miguel García Peñarrubia por hacer posible esta gran obra; también a Juan Carlos Peñarrubia, director del Taller; pero, por supuesto, la felicitación más efusiva tiene que destinarse a las bordadoras que han creado con su esfuerzo e inspiración estas grandes obras que desde ahora formarán parte del patrimonio de nuestra cofradía y que serán admiradas por los azules, los visitantes y las generaciones venideras. Para el Paso Azul es un honor contar con bordadoras capaces de realizar obras de arte de tanta belleza”.

Gracias a la realización de estos nuevos paños, San Juan y María Magdalena creados por Cayuela en 1917, obras declaradas Bien de Interés Cultural, BIC, volverán a desfilar como estandartes, embelleciendo aún más el cortejo religioso del Paso Azul.

Que el Paso Azul es el culpable de que la Semana Santa de Lorca sea tal y como la conocemos hoy día es algo fuera de toda duda. Carros de gran formato, enganches desfilando a galope tendido, caballerías conformadas íntegramente por mujeres… En este sentido destaca especialmente la cuadriga.

Ideada en 1945 por D. Pedro Martínez Guijarro, supuso un éxito sin parangón para el Paso Azul y un punto de inflexión para los desfiles de nuestra ciudad. Según contaba el mismo Pedro, la idea de sacar un tiro de cuatro caballos al galope por la carrera surgió cuando se encontraba en Madrid haciendo el servicio militar. Encontrándose en la capital, acudió al cine a ver una película de aventuras con tintes fantásticos titulada “La corona de hierro“. Al poco tiempo volvió a Lorca y le planteó la idea a D. Juan Mouliaá, Presidente de la Hermandad de Labradores por aquel entonces, que accedió con la condición de ver una primera prueba de la que ni el propio padre de Martínez sabía nada.

A partir de ese momento, y en el mayor de los secretos, empezaron a prepararlo todo. A diferencia de hoy día, decidió hacer un solo “tirón” y, al llegar al final de la calle Corredera, empezó a recorrerla marcha atrás hasta llegar al principio de la misma. “Sucedió algo tan insólito que aún hoy día me emociona recordar. Y fue que al mirar a los palcos vi que me estaban aplaudiendo todos, los blancos y los azules”, relataba el protagonista en un texto para la revista Cortejo de 1973 y recuperado en un número especial de AZUL publicado en 1990.

Las espectaculares escenas de una película transformaron una Semana Santa, y aquí os traemos esas mismas imágenes:

Primero fue 1, luego 4 y ahora 7 cuádrigas hacen temblar la carrera cada Viernes Santo

Vespasiano, Tito, Domiciano, Flavia Domicia, Nerva, Trajano y Adriano

2115

La Hermandad de Labradores, junto a la familia Martínez-Cardona, pretende así rendir homenaje a estos grandes azules, que contribuyeron en gran medida a hacer de nuestros desfiles lo que son hoy día

La Hermandad de Labradores, Paso Azul, inauguró en la mañana del sábado 24 de febrero un monumento dedicado a los primeros cuadrigueros de la Semana Santa de Lorca, en especial a D. Pedro Martínez Guijarro, visionario y pionero que llevó a la Hermandad de Labradores y a la Semana Santa de Lorca a un nuevo nivel.

Durante el acto, que contó con la presencia de José María Miñarro, Presidente del Paso Azul; María del Sagrado Corazón García, Presidenta de la Fundación Paso Azul; Joaquina Gil, Presidenta de la Asociación de Ntra. Señora de los Dolores; Rogelio Martínez, hijo del homenajeado; y diversos miembros de la familia Martínez-Cardona, se procedió al descubrimiento del mismo. La belleza de la obra arrancó al momento los aplausos de los numerosos asistentes, que pudieron contemplar la espectacular obra de la reputada artista María Blázquez.

A continuación, Miñarro se dirigió a los asistentes. Durante el discurso recordó que la Hermandad de Labradores es la culpable de que la Semana Santa de Lorca sea tal y como la conocemos hoy gracias a grandes azules como D. Pedro Martínez Guijarro, que en 1945 hizo enmudecer a la ciudad de Lorca con el estruendo de sus cuatro caballos al galope. Por su parte, Rogelio Martínez también quiso dirigirse al público congregado para mostrar su agradecimiento al Paso Azul y a su vez relatarles, tal y como su padre se lo había contado a él, cómo surgió la idea de sacar cuatro caballos en línea y al galope.

Tras los actos protocolarios, el público congregado disfrutó de un aperitivo durante el que no cesaron las alabanzas a la nueva obra de arte que enriquece aún más si cabe el rico patrimonio del entorno de San Francisco y que a partir de ahora dará la bienvenida a los visitantes del Museo Azul de la Semana Santa.

La Cruz Guía es un símbolo dentro de nuestra Hermandad, ya que es una de las piezas más antiguas y emblemáticas del Paso Azul.

Por la iconografía típica de la advocación de la Virgen de los Dolores, que la representa en su soledad al pie de la Cruz de Cristo, nuestra titular ha llevado tradicionalmente una cruz en su trono. Es por esto que la presencia de este elemento en nuestro cortejo ha estado ligada a la imagen de la Stma. Virgen de los Dolores

CRUZ GUIA ALTAR

Se trata de una cruz de madera tallada con baño de plata que porta un delicado sudario hecho en encaje de bolillos de hilo de plata con la cruz y la escalera en alusión al martirio de Cristo. La cruz está decorada con motivos vegetales y presenta detalles en dorado en los remates de los extremos y la parte superior. En esta, inscrita en una cartela leemos la leyenda INRI (Jesús Nazareno Rey de los Judíos). En el centro figura el emblema de la primitiva Hermandad de Labradores que se fundara en la primera mitad del siglo XVII: el corazón con los siete puñales, en alegoría a los Siete Dolores de la Virgen.

m23275324072009997583

Esta cruz ha desfilado en nuestra Hermandad al menos desde los últimos años del siglo XIX, cuando aparecía en el antiguo trono en andas de la Virgen. Iba colocada detrás de la imagen, junto con cuatro ángeles que sostenían la candelería del trono y que recogían el largo sudario que caía de la cruz.

Archivo 7-11-17 19 43 07

En esta posición se mantuvo hasta el cambio al trono de ruedas ideado por Francisco Cayuela en los primeros años del siglo siguiente. Es en este trono, conocido por llevar el conjunto de paños que Cayuela diseñara para la Virgen (el Reflejo, el Ángel Velado, San Juan, María Magdalena), cuando comenzó a desfilar la cruz delante de la Virgen.

Al acometerse la modificación de este trono, la cruz dejó de desfilar, siendo sustituida por una cruz de metal (que es la que actualmente desfila en la carroza del Triunfo del Cristianismo).

Este trono se perdió en la Guerra Civil, tras la cual la cruz comenzaría a desfilar acompañando a la imagen de María Magdalena. Esta talla, obra de Vicente Benedito en 1949, desfiló sobre el primer trono de que dispuso la Virgen tras la guerra, y representaba a la Magdalena asiendo con sus manos la Cruz.

Captura de pantalla 2017-11-29 a las 12.19.38
Cruz Guía acompañando a la imagen de María Magdalena.

Esta imagen dejó de desfilar en los años 70 y, en la década siguiente, la Cruz adquirió un especial protagonismo al aparecer sobre el trono antes adaptado para la Magdalena acompañada de dos ángeles. Curiosamente, estos ángeles ya habían desfilado con la cruz, al ser dos de los cuatro que acompañaban a la Virgen sobre el antiguo trono de andas.

TRONO CRUZ

La cruz desfiló sobre el trono de esta manera hasta el año 2001, cuando comenzó a ser portada en carrera por un mayordomo a pie.

13. Cruz Alzada con sudario. Paso AzulTras 5 meses de trabajo en Octubre de 2009 se finalizó su restauración, llevada a cabo por Joaquín Bastida Gil. En este proceso se quiso conservar al máximo todo el valor histórico-artístico que la pieza posee, quiza lo más rápido y sencillo hubiese sido platear de nuevo la Cruz, pero se hubiesen perdido la plata original, las pátinas y corlas originales así como las veladuras que llevaba. Por ello la Hermandad de Labradores, Paso azul, decidió acometer el proceso de reintegración más adecuado para que la pieza restableciese sus valores originales.

Por su antigüedad y la especial función que históricamente ha tenido la cruz en el cortejo, este es un elemento muy apreciado por nuestra Hermandad. Durante todo el año está colocada en el retablo mayor de San Francisco, junto al sagrario, y ha sido testigo de los acontecimientos más importantes que en nuestra iglesia se han sucedido. A la llegada de la Virgen en 1942, en el día de su bendición, la cruz se colocó tras ella a la manera que se solía hacer con la antigua talla, y ha presidido en varias ocasiones el camarín del retablo mayor, por ejemplo, con motivo de la Coronación Canónica celebrada en 1997.

Bibliogtrafía:

Texto: GuiAzul

Imágenes: GuiAzul, Joaquín Bastida y Archivo fotográfico Paso Azul

Entrada realizada por Guiazul (Miriam Lorente y Adrián Páez)

IMG_6778-2María del Sagrado Corazón García Martínez se define como una persona comprometida, que no teme dar el 100% por una causa en la que cree a pesar del desgaste que eso conlleva. Alegre, simpática y divertida, lleva toda su vida ligada al Paso Azul de una forma u otra siempre por y para la Stma. Virgen de los Dolores. Actualmente es Vicepresidenta de la Hermandad de Labradores y dirige la Fundación Paso Azul, cargos que compagina a la perfección con su familia –uno de sus mayores apoyos– y su trabajo en la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Lorca.

  • El pasado junio los patronos de la Fundación, a propuesta del Presidente José María Miñarro, te otorgan la presidencia de la Fundación Paso Azul. No obstante, ya estabas vinculada a la misma, ¿qué labor llevabas a cabo?

En mi caso formo parte de la Fundación desde que la misma inicia su andadura en mayo del 2009, durante el primer mandato de José Antonio Ruíz. En ese momento, mi labor se centraba en la recuperación del patrimonio de la Hermandad, algo lógico tanto por mi formación como por mi profesión. De hecho, uno de los principales motivos para la creación de esta entidad era la recuperación del Hospital de San Juan de Dios, edificio que en la actualidad acoge el MASS. A finales de 2010 planteamos un concurso de ideas, cuyo pliego de prescripciones técnicas redacté yo misma, para la restauración y puesta en valor de la construcción. Allí se marcaba lo que queríamos conseguir, convirtiéndose en el germen de lo que actualmente conocemos como Museo Azul de la Semana Santa. En aquel momento el edificio se encontraba en estado ruinoso y lo que se pretendía era poder optar a subvenciones y ayudas para, poco a poco, ir recuperando ese patrimonio para los azules en especial y para Lorca en general. Recuerdo que, poco antes del terremoto, estábamos trabajando para iniciar la reparación de las cubiertas del antiguo convento de San Francisco con el objetivo de evitar que se derrumbara. Con los terremotos, nuestros objetivos cambiaron radicalmente.

Extracto revista AZUL 2011
Artículo de la revista AZUL de 2011 sobre el concurso de ideas para el museo
  • ¿Cómo afrontas esta nueva responsabilidad?

Con mucha ilusión y a la vez preocupación por estar a la altura. Tenemos retos muy importantes a corto plazo que hemos de afrontar. Además, los azules somos muy críticos con nosotros mismos, por lo que también siento un poco de vértigo. Siempre doy el máximo, aunque está claro que es muy difícil cumplir las expectativas de todo el mundo. Creo que haciendo las cosas con buena intención, dedicación y trabajando duro, al final el resultado es bueno. También he de decir que desde mi nombramiento me ha sorprendido muchísimo el apoyo y las muestras de cariño que he recibido de muchísima gente, lo que me da fuerza para seguir dándolo todo.

  • ¿Ha cambiado tu vida desde que accediste al cargo?

Desde que José María accede a la presidencia del Paso Azul yo ya estaba muy implicada. Ahora simplemente “tengo que ir a todo”, aunque realmente ya lo hacía, eso sí, no en primera línea. Está claro que el cargo supone una carga de trabajo impresionante que no se ve, pero es prácticamente la misma que la que tenía con anterioridad. He de decir que el trato con la gente es mayor y he de tomar muchas más decisiones, pero como digo, no es mucho más que lo que hacía desde la llegada de José María a la presidencia.

  • ¿Cuál era tu vinculación al Paso Azul en general?

Mis primeros pasos en la Semana Santa los doy en la Asociación de Ntra. Señora de los Dolores cuando Dolores Artero era presidenta. Más tarde comienzo a colaborar en la Comisión de Carros con Pepe Díaz como vicepresidente. En cuanto a salidas procesionales, he desfilado de casi todo: Meiamén, Cleopatra, esclava egipcia, portapasos del Stmo. Cristo de la Coronación de Espinas, de mantilla por supuesto… No sé, llevo toda la vida aquí. Además de porque vivo muy cerca, porque es lo que me apasiona.

  • IMG_7038-2Pregunta obligada: ¿qué significa para ti el Paso Azul?

Todo… (se emociona). A la Virgen de los Dolores la tengo presente todos los días. De hecho, cuando rezo con mis hijos por las noches siempre terminamos rezando “Virgencita de los Dolores te queremos mucho”. Como dice Joaquina, “todo es por y para ella, porque ella se lo merece todo”.

  • Hablas de Joaquina, toda una institución tanto en el Paso Azul como en la Asociación, ¿en quién te inspiras dentro del entorno azul?

Siempre he estado rodeada de azules muy azules, con un saber estar magnífico y comprometidos al 100%. Cada persona que conforma el paso tiene su grano de arena que aportar. Yo a Joaquina la admiro mucho. Su elegancia, su trato con la gente, con lo difícil que debe ser ostentar durante tantos años un cargo y aún así nunca la verás pronunciar una mala palabra. Carlos Pinilla padre, los presidentes, Cristóbal Alcolea, José María… nunca dejará de sorprenderme su forma de trabajar, su fuerza. Todos. Al final hay mucha gente y yo soy muy afortunada de contar con grandísimos amigos dentro del paso. Tenemos la suerte de ser una gran familia.

  • Volviendo a la la Fundación Paso Azul, para mucha gente es un misterio, ¿qué labor lleva a cabo? ¿qué gestiona en relación al Paso Azul? En definitiva, ¿en qué pueden notar los azules las acciones de la Fundación?

La Fundación tiene dos cometidos principales. El primero es la gestión de los bienes del Paso Azul como pueden ser el edifico del MASS y su proyecto expositivo. Por otro lado, también nos encargamos de gestionar todas las actividades culturales que se organizan en el Museo Azul de la Semana Santa, preparándolas con un año de antelación. Al final, la Hermandad de Labradores se centra en Semana Santa pero su museo está presente todo el año.

  • Tras su llegada al cargo, ¿cómo valora el legado de sus predecesores?

Bueno, de la Fundación yo ya soy la cuarta presidenta. Juan Carlos Peñarrubia arrancó, Nicolás Carazo puso en marcha el proyecto del museo, Andrés Espinosa lo ejecutó y a mí me toca terminarlo. No puedo decir nada malo de ninguno. Todos podemos ver el resultado de su trabajo y ahora me toca a mí rematar la faena.

IMG_6872-2

  • ¿Qué proyectos tiene a corto plazo?

Actualmente estamos trabajando con el objetivo de finalizar la obra del MASS. Obviamente, la construcción está terminada, pero hay algunos temas económicos y administrativos que con suerte estarán solucionados en breve.

  • ¿Y para el futuro?

A largo plazo hay muchos. Ya nos estamos planteando la ejecución de la segunda fase del proyecto del museo, que se situará en la conocida como “esquina de la Bayer”. En ese espacio se recuperará la fachada, y detrás se incorporará un edificio de nueva construcción destinado a albergar dependencias del Paso Azul y una posible actividad terciaria. También hay otros proyectos de tipo patrimonial que de momento no puedo desvelar y por supuesto muchísimas actividades de tipo cultural. El MASS nos ofrece muchísimas posibilidades. Ya es conocido a nivel local y regional, pero ahora toca que el resto de España lo conozca. Con la última exposición nos hemos dado cuenta de lo que sorprende nuestro museo, así que ahora nos queremos centrar en organizar eventos con repercusión nacional para que el museo, la Semana Santa de Lorca y nuestro bordado se den a conocer. Tenemos proyectos muy interesantes con otros museos de índole nacional para interactuar con ellos y dar a conocer lo que aquí tenemos y que a la gente de fuera le sorprende tanto.

  • ¿Cuáles considera que son sus principales retos?

Hacer del museo una institución relevante a nivel nacional proponiendo actividades que nos permitan a nosotros salir y que atraigan a la gente. Está claro que a nivel patrimonial el edificio es rentable, el paso necesitaba con urgencia un espacio así. También es indiscutible el revulsivo que ha supuesto para el panorama cultural y social de Lorca la apertura del MASS. Ahora buscamos la rentabilidad económica del mismo. Es un edificio muy grande y que conlleva una serie de gastos muy importantes, pero estoy segura de que al final también la conseguiremos.

  • ¿Hay algún asunto que usted considere relevante del que no hayamos hablado?

Simplemente me gustaría resaltar que el trabajo de la Fundación no es presidencial, es de los siete patronos y los consejeros. Formamos un equipo formidable y que funciona muy muy bien. Todo el mundo puede ver los resultados de nuestro trabajo.

Muchísimas gracias María por haber compartido este rato con nosotros y permitirnos acercar a los azules tanto la Fundación Paso Azul como la figura de su excelente presidenta.

Gracias a vosotros, ha sido un placer.

Texto: Daniel Navarro Gómez
Imágenes: Jaime Insa Fernández