Etiquetas Mensajes etiquetados con "fundación paso azul"

fundación paso azul

IMG_6778-2María del Sagrado Corazón García Martínez se define como una persona comprometida, que no teme dar el 100% por una causa en la que cree a pesar del desgaste que eso conlleva. Alegre, simpática y divertida, lleva toda su vida ligada al Paso Azul de una forma u otra siempre por y para la Stma. Virgen de los Dolores. Actualmente es Vicepresidenta de la Hermandad de Labradores y dirige la Fundación Paso Azul, cargos que compagina a la perfección con su familia –uno de sus mayores apoyos– y su trabajo en la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Lorca.

  • El pasado junio los patronos de la Fundación, a propuesta del Presidente José María Miñarro, te otorgan la presidencia de la Fundación Paso Azul. No obstante, ya estabas vinculada a la misma, ¿qué labor llevabas a cabo?

En mi caso formo parte de la Fundación desde que la misma inicia su andadura en mayo del 2009, durante el primer mandato de José Antonio Ruíz. En ese momento, mi labor se centraba en la recuperación del patrimonio de la Hermandad, algo lógico tanto por mi formación como por mi profesión. De hecho, uno de los principales motivos para la creación de esta entidad era la recuperación del Hospital de San Juan de Dios, edificio que en la actualidad acoge el MASS. A finales de 2010 planteamos un concurso de ideas, cuyo pliego de prescripciones técnicas redacté yo misma, para la restauración y puesta en valor de la construcción. Allí se marcaba lo que queríamos conseguir, convirtiéndose en el germen de lo que actualmente conocemos como Museo Azul de la Semana Santa. En aquel momento el edificio se encontraba en estado ruinoso y lo que se pretendía era poder optar a subvenciones y ayudas para, poco a poco, ir recuperando ese patrimonio para los azules en especial y para Lorca en general. Recuerdo que, poco antes del terremoto, estábamos trabajando para iniciar la reparación de las cubiertas del antiguo convento de San Francisco con el objetivo de evitar que se derrumbara. Con los terremotos, nuestros objetivos cambiaron radicalmente.

Extracto revista AZUL 2011
Artículo de la revista AZUL de 2011 sobre el concurso de ideas para el museo
  • ¿Cómo afrontas esta nueva responsabilidad?

Con mucha ilusión y a la vez preocupación por estar a la altura. Tenemos retos muy importantes a corto plazo que hemos de afrontar. Además, los azules somos muy críticos con nosotros mismos, por lo que también siento un poco de vértigo. Siempre doy el máximo, aunque está claro que es muy difícil cumplir las expectativas de todo el mundo. Creo que haciendo las cosas con buena intención, dedicación y trabajando duro, al final el resultado es bueno. También he de decir que desde mi nombramiento me ha sorprendido muchísimo el apoyo y las muestras de cariño que he recibido de muchísima gente, lo que me da fuerza para seguir dándolo todo.

  • ¿Ha cambiado tu vida desde que accediste al cargo?

Desde que José María accede a la presidencia del Paso Azul yo ya estaba muy implicada. Ahora simplemente “tengo que ir a todo”, aunque realmente ya lo hacía, eso sí, no en primera línea. Está claro que el cargo supone una carga de trabajo impresionante que no se ve, pero es prácticamente la misma que la que tenía con anterioridad. He de decir que el trato con la gente es mayor y he de tomar muchas más decisiones, pero como digo, no es mucho más que lo que hacía desde la llegada de José María a la presidencia.

  • ¿Cuál era tu vinculación al Paso Azul en general?

Mis primeros pasos en la Semana Santa los doy en la Asociación de Ntra. Señora de los Dolores cuando Dolores Artero era presidenta. Más tarde comienzo a colaborar en la Comisión de Carros con Pepe Díaz como vicepresidente. En cuanto a salidas procesionales, he desfilado de casi todo: Meiamén, Cleopatra, esclava egipcia, portapasos del Stmo. Cristo de la Coronación de Espinas, de mantilla por supuesto… No sé, llevo toda la vida aquí. Además de porque vivo muy cerca, porque es lo que me apasiona.

  • IMG_7038-2Pregunta obligada: ¿qué significa para ti el Paso Azul?

Todo… (se emociona). A la Virgen de los Dolores la tengo presente todos los días. De hecho, cuando rezo con mis hijos por las noches siempre terminamos rezando “Virgencita de los Dolores te queremos mucho”. Como dice Joaquina, “todo es por y para ella, porque ella se lo merece todo”.

  • Hablas de Joaquina, toda una institución tanto en el Paso Azul como en la Asociación, ¿en quién te inspiras dentro del entorno azul?

Siempre he estado rodeada de azules muy azules, con un saber estar magnífico y comprometidos al 100%. Cada persona que conforma el paso tiene su grano de arena que aportar. Yo a Joaquina la admiro mucho. Su elegancia, su trato con la gente, con lo difícil que debe ser ostentar durante tantos años un cargo y aún así nunca la verás pronunciar una mala palabra. Carlos Pinilla padre, los presidentes, Cristóbal Alcolea, José María… nunca dejará de sorprenderme su forma de trabajar, su fuerza. Todos. Al final hay mucha gente y yo soy muy afortunada de contar con grandísimos amigos dentro del paso. Tenemos la suerte de ser una gran familia.

  • Volviendo a la la Fundación Paso Azul, para mucha gente es un misterio, ¿qué labor lleva a cabo? ¿qué gestiona en relación al Paso Azul? En definitiva, ¿en qué pueden notar los azules las acciones de la Fundación?

La Fundación tiene dos cometidos principales. El primero es la gestión de los bienes del Paso Azul como pueden ser el edifico del MASS y su proyecto expositivo. Por otro lado, también nos encargamos de gestionar todas las actividades culturales que se organizan en el Museo Azul de la Semana Santa, preparándolas con un año de antelación. Al final, la Hermandad de Labradores se centra en Semana Santa pero su museo está presente todo el año.

  • Tras su llegada al cargo, ¿cómo valora el legado de sus predecesores?

Bueno, de la Fundación yo ya soy la cuarta presidenta. Juan Carlos Peñarrubia arrancó, Nicolás Carazo puso en marcha el proyecto del museo, Andrés Espinosa lo ejecutó y a mí me toca terminarlo. No puedo decir nada malo de ninguno. Todos podemos ver el resultado de su trabajo y ahora me toca a mí rematar la faena.

IMG_6872-2

  • ¿Qué proyectos tiene a corto plazo?

Actualmente estamos trabajando con el objetivo de finalizar la obra del MASS. Obviamente, la construcción está terminada, pero hay algunos temas económicos y administrativos que con suerte estarán solucionados en breve.

  • ¿Y para el futuro?

A largo plazo hay muchos. Ya nos estamos planteando la ejecución de la segunda fase del proyecto del museo, que se situará en la conocida como “esquina de la Bayer”. En ese espacio se recuperará la fachada, y detrás se incorporará un edificio de nueva construcción destinado a albergar dependencias del Paso Azul y una posible actividad terciaria. También hay otros proyectos de tipo patrimonial que de momento no puedo desvelar y por supuesto muchísimas actividades de tipo cultural. El MASS nos ofrece muchísimas posibilidades. Ya es conocido a nivel local y regional, pero ahora toca que el resto de España lo conozca. Con la última exposición nos hemos dado cuenta de lo que sorprende nuestro museo, así que ahora nos queremos centrar en organizar eventos con repercusión nacional para que el museo, la Semana Santa de Lorca y nuestro bordado se den a conocer. Tenemos proyectos muy interesantes con otros museos de índole nacional para interactuar con ellos y dar a conocer lo que aquí tenemos y que a la gente de fuera le sorprende tanto.

  • ¿Cuáles considera que son sus principales retos?

Hacer del museo una institución relevante a nivel nacional proponiendo actividades que nos permitan a nosotros salir y que atraigan a la gente. Está claro que a nivel patrimonial el edificio es rentable, el paso necesitaba con urgencia un espacio así. También es indiscutible el revulsivo que ha supuesto para el panorama cultural y social de Lorca la apertura del MASS. Ahora buscamos la rentabilidad económica del mismo. Es un edificio muy grande y que conlleva una serie de gastos muy importantes, pero estoy segura de que al final también la conseguiremos.

  • ¿Hay algún asunto que usted considere relevante del que no hayamos hablado?

Simplemente me gustaría resaltar que el trabajo de la Fundación no es presidencial, es de los siete patronos y los consejeros. Formamos un equipo formidable y que funciona muy muy bien. Todo el mundo puede ver los resultados de nuestro trabajo.

Muchísimas gracias María por haber compartido este rato con nosotros y permitirnos acercar a los azules tanto la Fundación Paso Azul como la figura de su excelente presidenta.

Gracias a vosotros, ha sido un placer.

Texto: Daniel Navarro Gómez
Imágenes: Jaime Insa Fernández

ÚLTIMAS ENTRADAS