Destacado

Primer trono a ruedas de la Virgen de los Dolores.

A día de hoy está más que demostrado que en el ADN azul está el cambiar la historia, y no hay mejor manera de corroborarlo que repasando eso mismo, la historia. Desde el Blog Oficial del Paso Azul os presentamos una serie de entradas en las que repasaremos algunos de los mayores hitos de la historia de la Hermandad de Labradores y, por lo tanto, de la Semana Santa de Lorca. Comenzamos:

1854: Refundación de la Hermandad “de San Isidro Labrador de dedicación a María Santísima de los Dolores”. Ese mismo año los azules deciden bordar ricamente sus túnicas, provocando que, al no poder hacer lo mismo, otros ideen la salida en procesión del comúnmente conocido como “Pueblo Hebreo”.

Una de las túnicas de mayordomos más antiguas que se conservan. Francisco Cayuela (1902)
Una de las túnicas de mayordomos más antiguas que se conservan. Francisco Cayuela (1902)

1856: El Paso Azul pone en escena el primer grupo a caballo de la historia de la Semana Santa de Lorca, una numerosa escolta de jinetes caracterizados de guardias romanos.

Manto de Júpiter (Cayuela)
Manto de Júpiter a caballo. A pesar de no pertenecer al mencionado grupo, esta imagen nos ayuda a imaginar la posible configuración del mismo. Francisco Cayuela (1896)

1869: La Hermandad de Labradores se convierte en la primera cofradía que enriquece con bordados los nazarenos puestos en procesión, una tendencia que se ha mantenido hasta nuestros días, siendo el culmen el tercio de nazarenos de la Stma. Virgen de los Dolores.

Virgen de los Dolores a su paso por la Plaza de España durante las procesiones de 1903.
Virgen de los Dolores a su paso por la Plaza de España durante las procesiones de 1903.

1885 (aprox.): Los azules incorporan a su desfile la figura de Débora, profetisa del pueblo de Israel y primera amazona que procesiona en Lorca. A día de hoy sigue desfilando de manera brillante dentro del cortejo azul.

Débora profetisa en una de sus primeras concepciones.
Débora profetisa en una de sus primeras concepciones.

1891: Desfila por primera vez una caballería sin montura: los etíopes. A partir de este momento el grupo se convertirá en uno de los símbolos inconfundibles del Paso Azul.

Etíope preparado para desfilar (finales del siglo XVIII).
Etíope preparado para desfilar (finales del siglo XVIII).

1905: La Hermandad de Labradores culmina el primer manto bordado enteramente en sedas para una Virgen en España.

Manto azul (Cayuel
Manto azul. Francisco Cayuela (1905).

1908: El Paso Azul estrena un nuevo trono a ruedas para la Virgen de los Dolores. Esta novedosa puesta en escena, que marcó tendencia en nuestra ciudad, permite enriquecer en gran medida el ajuar dedicado a la imagen, del que aún hoy día seguimos disfrutando.

Primer trono a ruedas de la Virgen de los Dolores.
Primer trono a ruedas de la Virgen de los Dolores.

Hitos Azules – Parte II

Daniel Navarro Gómez

Bibliografía:

– PÉREZ SERRAHIMA, P.; Apuntes Azules: Una visión diferente del Paso Azul

– GIMENO CASTELLAR, J.; Apuntes para una historia del Paso Azul (1961 – 1967)

– MUNUERA RICO, D.; Cofradías y Hermandades pasionarias de Lorca (Análisis histórico y cultural)

– MUNUERA RICO, D.; MUÑOZ CLARES, M. y SÁNCHEZ ABADÍE, E.; Perspectivas de la Semana Santa de Lorca

– MUNUERA RICO, D.; Blancos, azules y el cortejo bíblico-pasional de Lorca

– VARIOS AUTORES; Francisco Cayuela (1874 – 1933)

– Apuntes de GuiAzul

– Revista AZUL

– Archivo fotográfico y documental del Paso Azul

3338

Sin título-3nPor todos es sabido que las cuadrigas son uno de los grupos más emblemáticos de la Semana Santa de Lorca y originales del Paso Azul.

Durante la procesión azul, tras la monumental carroza del emperador Nerón, un amplio espacio presagia la llegada de las cuádrigas,  se escucha de lejos el sonido atronador de los caballos veloces que se acercan imperiosos.

Este grupo emblemático del Paso Azul, representa a los emperadores de la dinastía de los Flavios y a los emperadores «buenos» de la dinastía de los Antoninos. El Paso Azul introdujo por primera vez las cuadrigas en las procesiones lorquinas en el año 1945 con la del emperador Vespasiano, desfilando el grupo de los Flavios desde 1947 y convirtiéndose en 7 las cuadrigas azules en el año 2011, número esencial para los azules puesto que 7 fueron los Dolores de la Santísima Virgen de los Dolores, Madre de todos los azules.

Vespasiano

Manto de Vespasiano

Abre el paso a galope Vespasiano, elegido por las legiones para sustituir a Nerón como emperador mientras intentaba someter al pueblo de Israel. Lleva un manto de raso negro con el busto del emperador tomado de una moneda (Cayuela 1930), que Emiliano Rojo en 1935 le dio forma, y que restaurado en 1989, con dirección de Gimeno Mouliaá, sigue conservando. Esta figura ya desfilaba a pie, y luego en biga, formando parte del grupo del Triunfo del Cristianismo. Su carro bruñido en oro destaca por la moneda frontal alusiva al mandato del emperador y dos leones alados en sus frontales.


Tito

tito
Detalle central de Tito

Tras él su hijo y sucesor Tito, el cual continuó el sitio de Jerusalén al nombramiento de su padre como emperador, de la que se apoderó y saqueó. Lleva manto en raso azul pavo, dirigido en 1947 por Emiliano Rojo, en el que aparecen dos gladiadores que han peleado. El vencedor, pisa al vencido, y levanta su mirada esperando la aquiescencia para matar o perdonar al vencido. Una greca de oro con motivos ornamentales circunda toda la figura central y sube hasta el cuello del auriga. Desfila sobre cuádriga dorada triunfal caracterizada por formas circulares y motivos vegetales.


Domiciano

DSC001862
Manto de Domiciano

Domiciano, hijo de Vespasiano y hermano de Tito, desfila a continuación como tercer emperador de esta dinastía. Persiguió a los cristianos durante su mandato y ordenó la muerte de su primo Flavio Clemero, y la hija de este, Domitila, por haber abrazado el cristianismo. Lleva un manto en raso granate creado por López Gimeno en 1991, con un busto inspirado en el David de Miguel Ángel, en sedas rosáceas con greca floral en oro.


Flavia Domicia

Su esposa, Flavia Domicia, que participó en la conjura que asesinó a su marido, extingue la llama de la dinastía de los Flavios. Lleva un manto de raso blanco, restaurado en 1990 por Joaquín Gimeno, que consta de greca floral en sedas marrones y azules, y que conserva el motivo principal, un busto de figura femenina, realizado en 1947 por Emiliano Rojo. Su cuádriga incorpora elementos mitológicos en una balaustrada de carácter imperial. Primera mujer que desfila en cuadriga en la Semana Santa de Lorca.

flavia


Marco Coceyo Nerva

Marco Coceyo Nerva dirigió los designios de Roma entre septiembre del año 96 y enero del 98. Es el primer emperador de los Antoninos, dinastía histórica para el Paso Azul pues constituía la antigua Caballería Romana que desfilaba en la procesión azul. Fue un emperador elegido por el Senado, hecho histórico en el devenir del Imperio más grande jamás conocido. Nerva era representante del poder senatorial, siendo uno de los senadores más preeminentes y experimentados, y accedió al poder imperial con 65 años de edad. Este emperador llevó

nerva1

 a cabo durante su breve gestión una importante labor administrativa e importantes reformas con respecto a los excesos llevados a cabo por Domiciano. Pero sobre todo, Nerva puso fin a la persecución de los cristianos, permitiendo que volvieran al territorio del imperio durante su mandato. Su dorada cuádriga, de marcado carácter palaciego dada la condición de senador de Nerva y su llegada al poder a través del Senado, porta tres imágenes de Júpiter, padre de los dioses romanos y protector del Imperio, que se conjugan con los motivos granates que refuerzan el carácter senatorial de este emperador. Desfila sobre carro granate y dorado, colores que aluden al color senatorial de la toga y a la nobleza de la aristocracia romana. Como motivo central encontramos dos monedas, una con la efigie de Nerva y la otra con la simbología de la Justicia.

Manto: incorpora como motivo central la imagen de la diosa Minerva, protectora del emperador y en cuyo templo fuera grabado el nombre de Nerva como testigo de los siglos.


Marco Ulpio Trajano

Marco Ulpio Trajano, emperador entre los años 97 y 117, pertenece a una familia de origen hispánico, y fue durante toda su vida un militar ejemplar, llegando a ser procónsul de Asia. Trajano, primer emperador no itálico, fue también el primero que tipificó el cristianismo como delito, provocando nuevas persecuciones, amparadas por la ley, a los profesos de la religión cristiana.

Procesiona sobre una cuádriga de dos cuerpos. Tiene un tono cobrizo y verde y está decorada en sus partes laterales con cuatro grifos mitológicos. En la parte central figura el escudo romano y una rama de laurel, que representan el carácter de guerrero y gobernante del emperador.trajano

Manto: su motivo central es una escena tomada de los bajorrelieves de la Columna Trajana en la que se representa la victoria de Trajano sobre Decébalo en la guerra contra los dacios.


Pluvio Helvio Adriano

Completa el grupo de las 7 cuádrigas azules el emperador Pulvio Helvio Adriano, quien reina entre los años 117 y 138. Primo del anterior, Adriano fue un guerrero de reconocida fiereza, al mismo tiempo que llevó a cabo una monarquía ilustrada muy influida por la cultura y la filosofía griega. Al comienzo de su reinado, Adriano gestionó el más grande imperio conocido hasta la fecha, pues Roma se encontraba en su momento de máxima amplitud. También fue el encargado de sofocar la rebelión provocada en Judea por los hebreos en el año 131, y tras tres años de guerras y miles de muertos, tomó Jerusalén en el año 135. Adriano atraviesa la carrera sobre una cuádriga de color azul, con la decoración y ornamentación en plata. En los lados encontramos motivos de caza y en el centro aparece Medusa, monstruo mitológico griego con serpientes por pelo y que convertía a aquellos que la miraban fijamente en piedra. La Gorgona fue adoptada por el propio emperador como símbolo durante sus visitas a Oriente, llegándola a incorporar a su coraza.

adriano

Manto: su manto está dominado por la imagen de Antínoo, favorito del emperador Adriano y en honor del cual fundó la ciudad de Antinoópoolis.

Texto: GuiAzul

2843

El origen, 1999.

Tendremos que remontarnos al último trimestre del año de 1999. En ese periodo, la Junta Directiva de la Hermandad de Labradores, Paso Azul, con su Presidente, José Antonio Mula, decide afrontar el reto de incorporar al Cortejo Religioso un nuevo Paso que desfilará la noche de Jueves Santo.

Foto: Jesualdo San Fulgencio

Ya tomada la decisión, se sucedían las típicas incógnitas ¿Qué momento de la Pasión se va a plasmar? ¿Quién se encargaría de realizarlo? ¿Cómo desfilaría? ¿A quién se le encargaría el trono?.

El primer objetivo era saber quien seria el escultor capaz de realizar una obra que reuniera las exigencias de la Hermandad en cuanto a calidad y consonancia con el resto de imágenes azules. De ello se encargó el director artístico Miguel García Peñarrubia. Comenzó su trabajo y se puso en contacto con el imaginero sevillano José Antonio Navarro Arteaga, considerado por los entendidos como uno de los mejores del país en aquel momento.

Tras valorar las distintas opciones se aprobó el ambicioso proyecto de un grupo escultórico que representaría el momento de la coronación de espinas de Nuestro Señor Jesucristo.

Para su realización, se desplazó a Sevilla una nutrida representación de la Junta Directiva, con el Presidente a la cabeza y comenzaron los contactos ya de forma más concreta. Allí mismo se planteó quién podría realizar el paso que albergaría el grupo. El propio imaginero que realizaría el Cristo de la Coronación recomendó a la directiva azul que Manuel Guzmán Bejarano fuera el tallista que hiciera el trono.

José Antonio Navarro Arteaga.
 ABC Sevilla 11-03-2011
ABC Sevilla 11-03-2001

La impresionante Imagen del Paso de Misterio de la Coronación de Espinas fue esculpida por el trianero José Antonio Navarro Arteaga.

A este ilustre imaginero lo podríamos definir como la «nueva escuela sevillana», que pese a su juventud, cuenta con el reconocimiento del mundo cofrade. Entre sus obras más destacadas se encuentran aquellas realizadas para la Hermandad de la Estrella de Sevilla o el Santísimo Cristo de Pasión y Muerte también de Sevilla cuyo rostro guarda cierta relación con el que ideara para el Paso Azul.

El Cristo de la Coronación de Espinas sería el primero de esta advocación con el que escultor haría a Jesús acompañado de romanos.

screenshot-pasoazulblog.com 2015-08-14 11-20-21

Guzmán Bejarano, el orfebre de la madera.

Manuel Guzmán Bejarano, también de Triana, fue quien ideó el trono del Santísimo Cristo de la Coronación de Espinas. Nació el 2 de agosto de 1921 en la Plaza de la Sagrada Familia. Una vez desarrollado su propio estilo, se establece en su propio taller de la calle Pizarro 9. Completó su formación en la Escuela de Artes Aplicadas, aunando el aprendizaje de la escuela con su propia intuición desarrollada directamente en su taller, llegando a ser todo un portento en la realización de obras con ese aire barroco sevillano, aunque con propio estilo, aunando las labores de tallista y escultor con los cuales se especializó a la hora de realizar tanto sus pasos como retablos, llegando a ser maestro de maestros en las labores realizadas en caoba, cedro y pino de Flandes.

Entre sus obras más destacadas encontramos el paso del «Cachorro» de Sevilla, varios retablos de la Catedral de la Almudena en Madrid o la restauración del paso del Cristo del Gran Poder de Sevilla.

Su obra está caracterizada por el dominio de la filigrana en madera y por el uso de distintas tonalidades de caoba en sus pasos o tronos.

El nuevo trono que le encargaría la Hermandad de Labradores fue de sus últimos trabajos antes de su fallecimiento el 31 de diciembre de 2002.

Iconografía.

Este pasaje de la Biblia es el que queda fielmente reflejado en el paso de misterio que el Paso Azul encargaría el imaginero sevillano.

«Coronación de Espinas» Michelangelo Caravaggio

«Entonces los soldados del procurador llevaron consigo a Jesús al pretorio y reunieron alrededor de él a toda la cohorte. Lo desnudaron y le echaron encima un manto de púrpura; trenzaron una corona de espinas y se la pusieron sobre su cabeza, y en su mano derecha una caña; y doblando la rodilla delante de él, le hacían burla diciendo: «¡Salve, Rey de los judíos!»; y después de escupirle, cogieron la caña y le golpeaban en la cabeza. Cuando se hubieron burlado de él, le quitaron el manto, le pusieron sus ropas y lo llevaron a crucificar.«

Mt.27 ; 27-31 // Tercer Misterio Doloroso del Rosario.

Paso de Misterio de la Coronación de Espinas.

La escena ha sido compuesta en forma piramidal, en el centro, por encima de los soldados, Jesús mostrando la tortura anterior de la flagelación, y en distintos planos, tres soldados, cada uno de ellos portando sus «particulares insignias» reales (la corona, la caña-cetro y el manto púrpura bordado en oro). El conjunto es de una gran plasticidad y está dotado de gran movimiento. La totalidad de las tallas se esculpieron sobre madera de cedro.

Dentro de los rasgos que le dan la categoría de magnífica obra es el detallado estudio anatómico que se aprecia de forma patente, desde las tensiones musculares de la pierna del Cristo a las posiciones  forzadas de los propios soldados.

El rasgo mas sobresaliente de la obra del sevillano es la expresión de los rostros: la furia contenida del soldado que porta la caña, la sorna del que está postrado de rodillas ante Jesús, la diversión del que situado tras el Cristo va a «coronarlo».

Jesús, tras la horrible tortura de la flagelación que hace estremecedora la visión de su espalda, con la cabeza inclinada y los ojos caídos que constatan su agotamiento durante el transcurso de la escena en la que permite que lo torturen sin hacerles frente. Es el dolor que nace del corazón, el dolor de la soledad y el abandono. El dolor que sólo Dios ha sido capaz de experimentar por Amor. Lleva las manos atadas y potencias en la cabeza que constatan su condición divina.

screenshot-pasoazulblog.com 2015-08-14 11-21-34

A diferencia de la mayoría de pasos de misterio relacionados con la Coronación de Espinas, el Cristo del Paso Azul está aun sin coronar, es el romano que tiene a sus espaldas el que va a proceder a colocársela. Este hecho da aun más movimiento si cabe al conjunto.

En el año 2005 el Cristo estrena nuevas potencias realizadas en plata con incrustaciones de piedras preciosas, destacando los topacios, así como la Corona de Espinas en plata con delicadísima filigrana de flores pasionarias que se entrelazan con las espinas de la Corona. Ambos elementos fueron elaborados por Juan Borrero, quien haría más tarde el trono de la Santísima Virgen de los Dolores.

Trono.

El paso o trono como lo llamaríamos en Lorca, se ha realizado en distintas tonalidades de la madera de caoba. Su estética barroca clásica esta compuesta por ornamentos exuberantes donde predominan los elementos decorativos de tipo vegetal, hojas y frutos, junto a delicadas tallas de querubines modeladas con exquisitez y finura. Destaca la filigrana barroca calada que rodea el trono y que da la sensación de ser una puntilla tallada.

El trono del  Cristo de la Coronación de Espinas está considerado por su armoniosa y cuidada estética como uno de los mejores de la Semana Santa lorquina. Junto con el del Cristo de la Buena Muerte y el de la Virgen de los Dolores, hace que el Paso Azul atesore un conjunto de tronos sin igual.

Foto Jaime Insa Gonzalez

Los talleres de Eleuterio Aragón en Motril (Granada) se encargarían de la realización de los candelabros y el resto de platería que remata el trono, el llamador y las ocho cabezas de varal. Todo en su conjunto goza de gran armonía con el trono de Bejarano. La cruz de plata situada en la parte frontal del trono es una donación con la que el orfebre granadino quiso obsequiar al Paso Azul.

El adorno floral durante Semana Santa está compuesto de rosa española y pequeñas pasionarias en los laterales del trono.


Portapasos.

ensayEl grupo es portado a hombros por 88 portapasos que visten túnicas de algodón de color beige y capa y solideo de color granate adamascado.

Para financiar la adquisición de la Imagen y trono del Cristo de la Coronación, los mayordomos azules que así lo quisieron efectuaron donaciones  adquiriendo de esta manera orden de preferencia para portar a la nueva talla el Jueves Santo de 2001.

Se realizan todos los años una media de 10 ensayos con los que sus portapasos se preparan para la salida procesional del Jueves Santo. Cada uno de ellos soporta aproximadamente 22 kilogramos sobre uno de sus hombros, sin cambiar este durante todo el recorrido y sin relevo de portapasos.

Aproximadamente 2.000 kilogramos pesa el trono del Cristo de la Coronación en su salida de Jueves Santo cuyo recorrido ronda los 1.600 metros.

El 12 de abril de 2001 salió a las calles de Lorca por primera vez el Paso de Misterio de la Coronación acompañado de sus portapasos luciendo el genial conjunto escultórico que estrenaba el Paso Azul.

Los Hermanos Mayores del Trono de la Coronación han sido Fernando Serrano Diaz, Ramon Rueda Sola, Jose Luis Romera, Alfonso Canales Valera y, actualmente, Antonio Urrea Ramos.

Acompañamiento musical.

La agrupación musical A.M. Mater Dolorosa estrenó en el año 2012 la marcha «Coronación en San Francisco» de los Hermanos Diaz Flores. Se trata de una marcha dedicada al Santísimo Cristo de la Coronación de Espinas para su procesión de Jueves Santo.

Antes de la creación de la A.M. Mater Dolorosa, la Banda de Tambores y Cornetas del Paso Azul acompañaba al Cristo de la Coronación vestidos con traje de gala inspirados en la época de  Carlos III. Estos trajes fueron estrenados en 2001 junto con la imagen y trono de la Coronación.

Llegada a Lorca. 
La Verdad 12-03-2001

Las cuatro imágenes que hiciera Artega en Triana llegan el 11 de marzo de 2001 a las 5 horas de la tarde a la ciudad de Lorca y a San Francisco, justo un mes antes de su primera salida procesional. El conjunto escultórico fue expuesto en la Iglesia de San Francisco para que los azules y todo lorquino que quisiera pudiera contemplar el maravilloso estreno que ofrecía el Paso Azul para ese año. Fue bendecido en una misa extraordinaria ante cientos de azules.

Terremoto.

Tras los fatídicos terremotos del 11 de mayo de 2011, el Paso Azul desalojó ese mismo día todas las imágenes religiosas que albergaba el templo excepto el Cristo de la Coronación. La Coronación reside todo el año en una de las capillas laterales del templo en su trono y eso hizo que no pudiera sacarse hasta el día siguiente.

A su llegada a la Casa Museo del Paso Azul donde se encontraban el Santísimo Cristo de la Buena Muerte y la Santísima Virgen de los Dolores se vivía un momento histórico para esta Hermandad. Era la primera vez que el Santísimo Cristo de la Coronación se bajaba de su trono desde 2001 y también la primera vez que que las tres imágenes religiosas del Paso Azul estaban tan cerca.

La Coronación de Espinas pudo ser visitada durante todo el periodo de rehabilitación de San Francisco en la primera planta de la Casa Museo del Paso Azul. De esta manera, la Hermandad de Labradores se convierte en el primer paso que expone la totalidad de sus imágenes a todos los visitantes después del terremoto de Lorca.

El 18 de marzo de 2012 el Santísimo Cristo de la Coronación vuelve a la Iglesia de San Francisco en un trono prestado por  el Paso Morado acompañado de todos sus portapasos.

Estandarte.

8El estandarte está bordado en oro y sedas sobre raso de color marrón y como motivo central representa la imagen del Cristo en la misma posición en la que procesiona en el trono y con el mismo gesto en la cara. El estandarte fue iniciado bajo la dirección artística de Miguel García Peñarrubia, y ha sido terminado bajo el criterio artístico de Salvador Caro Pérez-Muelas.

Entró en bastidores el 29 de noviembre de 2005. Rodeando al motivo central aparecen dos ángeles que sujetan un manto púrpura. En la parte más exterior del manto aparece una orla con espinas y flores barrocas. Tras la imagen del Cristo, el calvario y el Huerto de los Olivos. Alrededor una orla en oro con golondrinas y mariposas que según las Sagradas Escrituras fueron las que quitaron las espinas de la corona a Jesús. La greca bordada en canutillo de oro de hojas de parra tiene en su parte inferior el emblema de Jesucristo (“IHS” Iesus Hominun Salvator Jesús Salvador de los Hombres).

Debido a las lluvias y suspensión de Jueves Santo y Viernes Santo de 2007,  fue estrenado el Domingo de Resurrección de ese mismo año siendo presidente José Antonio Mula García. Salió por primera vez en procesión con el Santísimo Cristo de la Coronación el Jueves Santo del siguiente año.

Nazarenos.

nazarenoCon antecedentes del tipo de nazarenos muy parecidos creados en los años 70, en 2007, bajo la presidencia de José Antonio Mula García se renueva este grupo de nazarenos, con diseño y dirección artística de Joaquín Gimeno.

Visten túnicas azul marino, capas en raso granate, y capuz en raso celeste, profusamente bordado en oro, sedas y pedrería con motivos vegetales. Esos motivos bordados recuerdan los que llevan en sus capas Simeón y Pilatos.

En el anverso del capuz, y puesto que el grupo va a ser de acompañamiento para el Trono de la Coronación de Espinas, llevan una corona de espinas con el anagrama IHS en su centro. En la posterior, destaca el anagrama mariano o MARIA.

.

screenshot-pasoazulblog.com 2015-08-14 11-24-18

Procesión de Jueves Santo.

El Cortejo del Santísimo Cristo de la Coronación en la procesión de Jueves Santo comienza con el Estandarte seguido de la Cruz Guía junto con los nazarenos de acompañamiento. Tras ellos, Simeón, Pilatos y el Gran Penitente. Tras el trono, la A.M. Mater Dolorosa, el Hermano Mayor y el Presidente de la Hermandad  junto con un grupo de 11 militares del Ejército del Aire que sirven de escolta. Por último la Caballería Romana portando banderines con la inscripción IHS en referencia al Santísimo Cristo de la Coronación de Espinas.


Texto: Miriam Lorente; Javier Martínez. Documentación: Archivo Paso Azul, GUIÁZUL, Alfonso Canales Valera,  Perspectivas de la Semana Santa de Lorca, La Verdad, ABC. Fotografías: Archivo Paso Azul, Juan Bautista Mateos, Salvador Terrones, Jaime Insa Fernández, Jesualdo San Fulgencio, Jaime Insa Gonzalez, Manuel José Leon.

“Aún antes de la historia, esta tierra estaba cuando príncipes griegos y troyanos fundaron una legendaria ciudad gobernada por el Sol. Y fue Argárica y Visigoda Reino de Taifa, Judía y Cristiana, Renacentista y Barroca, encrucijada de culturas, tierra fronteriza.

Y esta tierra milenaria de suelo grato, fue cuna de valerosos guerreros ,que durante siglos, espada contra malvados, el Reino fue segura llave (“Lorca solum gratum, castrum super astra locatum, ensis minans pravis, regni tuttisima clavis”)

Altar mayor de San Francisco (AML. Pedro Menchón, h. 1925)

Y la llamaron Eliocroca, Ilorci, Lurça, Lorca.

Y en una Lorca ya en paz, tras la caída del último bastión musulmán; sobre las antiguas piedras de sus casas solariegas, labraron sus caballeros los escudos y blasones de tan esclarecidos linajes

Y en aquellos tiempos; en pleno Renacimiento, a extramuros de la ciudad, en las antiguas Puertas de Nogalte , sobre frondoso huerto, la Iglesia de San Francisco.

Y desde entonces San Francisco fue San Francisco; y entre sus patinadas piedras ennegrecidas por el paso de los tiempos y fragantes por el incienso de los cultos, la orden seráfica que los recogía sembró entre la población un indescriptible sentir mariano.

Y Salves y Serenatas; y ofrendas y cultos litúrgicas; y pasión y amor se desbordaron. Y las buenas obras de sus frailes; y la generosidad de sus gentes y los mejores artistas moldearon San Francisco. Y madera y oro, y gubia y ángeles tallaron los mejores retablos del Barroco Murciano, que exultantes, guardaban en capillas y hornacinas, la fe de un pueblo que se expresa a gritos con silencio.

Y todo ello fue así durante más de cuatro centurias entre las que los gruesos muros del templo soportaron erguidos epidemias, guerras y catástrofes naturales”

IMG_7425

Un día más que avanza en el calendario, es 11 de Mayo de 2011, La Hermandad de Labradores hace balance sobre la Semana Santa del presente año y comienza a preparar la de 2012.

Todo transcurría con normalidad, cuando a las 17:05 h se dejó sentir con virulencia un seísmo moderado de 4,5 º en la escala Richter, con Intensidad VI en la escala de Mercali, alarmando a los lorquinos que se echaron a la calle .

A los pocos minutos ,varios azules se agolparon en las inmediaciones de la Iglesia para comprobar que todo seguía en orden y que las imágenes no habían sufrido ningún daño.

Cuando se encontraban en el templo, a  las 18:47 un ruido ensordecedor  seguido de un auténtico zarandeo hizo que los cimientos del templo franciscano se tambaleasen como nunca antes lo habían hecho, resquebrajándose muros , unos muros impregnados de pasión y amor, observadores a lo largo de los años de los “Vivas” y del fervor hacia la Madre. Las pilastras que sostenían la ilusión y el empeño de los azules ahora se agitaban sin clemencia, y los que allí se encontraban pudieron contemplar, como parte de la cúpula se derrumbaba arrastrando consigo los recuerdos de Salves y Serenatas.

wpid-la_foto_3

Y en ese mismo momento un puñal atravesó el corazón de los azules, angustiados por el estado de nuestra Iglesia, y por cómo se encontraban las imágenes que tanto amor y pasión suscitan en nuestro interior.

Los primeros instantes eran un mar de cascotes y polvo, los allí presentes, aún aturdidos por lo acontecido, no dudaron ni un solo instante, en volver a entrar y rescatar a Nuestra Madre, que se encontraba en su hornacina con el rostro afligido, como si fuese cómplice de lo ocurrido. Abandonando su Retablo, y llevada a prisa al exterior cruzando el arco franciscano, pero esta vez sin rosas, sin vivas, sin lágrimas…

De la misma manera otro grupo de azules rescataron del interior del templo al Stmo. Cristo de la Buena Muerte (Cristo Yacente) liderados por  Vicente Sánchez del Rey, Hermano mayor de la comisión a la que pertenece dicha talla.

Al salir del templo y tras poner en un lugar seguro a las sagradas imágenes, pudieron visualizar los efectos que el terremoto había provocado en el exterior del templo barroco.

2011_5_12_AxrR877FwPexKTFQQxPXB4

Aquella torre que desde cualquier punto de Lorca se podía identificar, cuyas campanas volteaban reuniendo a los azules para felicitar a su Madre, aquella torre que se mantuvo incólume durante siglos, ahora se encontraba rota de dolor al ver que la Madre abandona el templo entre cascotes y polvo.

 _efe_813c9144

 “Y San Francisco dejó de ser San Francisco; y se apagó la luz y el fulgor de sus retablos; con capillas y hornacinas ya vacías, su torre triste desde entonces mira al suelo y te busca”

Y su reloj que tantas noches ha mantenido en vilo a los corazones azules, ahora hecho añicos, se había parado a las 18:47 , un tal 11 de Mayo.

 

” Y nuestra Semana Santa; que es caballo y cuadriga; que es bordada en seda y oro; que es sacrificio y esfuerzo; que es fervor mariano y pasión por nuestra Madre, quedó huérfana de San Francisco”

Con la llegada de la  oscura y solitaria noche sobre el templo barroco, llegó la incertidumbre de los azules, sobre si nuestra Iglesia aún se mantendría en pie cuando saliese el sol.

P1190174Llegó el  12 de mayo y la luz comenzaba a iluminar la veleta inclinada de la torre, poco a poco el campanario se hizo visible, mientras el sol bañaba las grietas de dolor en forma de piedra; finalmente se hizo visible la totalidad del templo en el cual se colaban algunos rayos luminosos a través de las heridas abiertas el día anterior.

No mucho más tarde, un gran número de azules se encontraba junto a la puerta de la Iglesia, con el fin de entrar y rescatar todo aquello que se pudiese salvar tras la caída de cascotes.

Al fin se abrieron las puertas, haciendose evidente el mal estado del templo;  lejos de la cobardía y el abatimiento, los allí presentes entraron con un arrojo memorable,  sacando todos los elementos posibles, con un silencio sepulcral para evitar vibraciones que pudiesen ocasionar la caída de nuevos cascotes.

Juan Bautista Mateos Alcolea